¡hola Manitas!

Como su propio nombre indica, los protectores de sobretensiones nos sirven para proteger los edificios y todos los elementos y personas que hay en su interior, en caso de sobretensión eléctrica.

La sobretensión, a su vez, es el aumento de la tensión eléctrica por encima de los valores máximos establecidos, pudiendo causar graves problemas en los equipos.

El Reglamento electrotécnico para baja tensión de España (también conocido por sus siglas REBT) reconoce dos tipos de sobretensiones: permanentes y transitorias.

El uso de dispositivos de protección contra sobretensiones, tanto permanentes como transitorias, es obligatorio de acuerdo con las normas técnicas particulares de las compañías eléctricas. Estas refuerzan el cumplimiento del artículo 16.3 del citado Reglamento e inciden en la obligación de la instalación de protectores contra sobretensiones permanentes.

Consulta con un profesional de Leo Manitas para instalar tus dispositivos en tu hogar, empresa o instalaciones dependientes de la Administración (por ejemplo, los puntos de recarga de coches eléctricos).

Ejemplo de Dispositivo ideal para la protección eléctrica contra sobretensiones en el sector residencial, terciario e industrial.