¡Hola, manitas!

El taladro es una de las herramientas más útiles a la hora de agregar accesorios a un hogar. Si estás leyendo esto, es posible que necesites colgar un cuadro, una estantería, un toallero, un perchero o cualquier otro elemento que requiera agarre.

taladroComo ya sabes, el taladro permite realizar agujeros sobre distintos tipos de superficie, como paredes, madera, azulejos e incluso metal. Para lograr tu objetivo con éxito, lo más importante es que conozcas las recomendaciones para proceder en cada caso y la posición correcta de uso.

En Leo Manitas, somos expertos en trabajos de bricolaje y reparaciones. En este artículo, te ofrecemos algunos consejos para realizar pequeñas perforaciones. Si necesitas realizar alguna tarea más compleja, te recomendamos que te pongas en contacto con un profesional.

Taladrar en pared

  1. Debes asegurarte de que la broca que vas a utilizar y el taco que vas a colocar tienen el mismo diámetro. También debes fijarte en la largura del taco: esa es la profundidad que deberá tener tu agujero.
  2. Si tu taladro es percutor, es recomendable que actives esta funcionalidad para taladrar en pared.
  3. Coloca el taladro en posición perpendicular a la pared y comienza a taladrar lentamente hasta abrir un pequeño hueco. Después, puedes acelerar la velocidad poco a poco. Es importante que mantengas la firmeza en la posición para evitar desvíos en la trayectoria de la broca.
  4. Una vez que has llegado al fondo deseado, debes volver atrás sin perder la perpendicular. Es importante mantener ligeramente apretado el gatillo para evitar que la broca se quede encajada en el agujero.

Taladrar en madera

  1. Lo primero que debes hacer al taladrar sobre madera es asegurarte de que la pieza está bien sujeta. Para ello, puedes ayudarte de sargentos o de otras herramientas de sujeción. Ten en cuenta que en este material debes trabajar sin activar el percutor.
  2. Si la madera es blanda (de pino, por ejemplo) y el agujero que quieres realizar es pequeño, puedes utilizar la broca más común, la broca de tres puntas. Si la madera es dura (de roble, por ejemplo), te recomendamos utilizar una broca para metal.
  3. Si necesitas taladrar un diámetro mayor, sea en madera blanda o en madera dura, debes conseguir una broca plana o una broca extensible.
  4. Para evitar que la madera se astille, la broca debe estar bien afilada. Además, debes mantener en todo momento la perpendicular y mantener presionado ligeramente el gatillo hasta extraer la broca del agujero.

Taladrar en azulejos

  1. El principal problema al taladrar sobre azulejos es centrar correctamente la broca, ya que su superficie es muy resbaladiza. Por ello, lo mejor es marcar previamente con un clavo o un punzón el punto exacto del agujero que vas a realizar.
  2. La broca multiusos o universal es la más adecuada para taladrar sobre azulejo, ya que corta el material sin romperlo. En este caso, debes trabajar sin percutor y a bajas revoluciones para evitar roturas.
  3. Puedes colocar cintas de carrocero alrededor del punto sobre el que vas a taladrar para evitar que la broca se resbale y raye el azulejo.
  4. Una vez taladrada la parte exterior, no deberías tener problemas con el resto. Como siempre, lo mejor es mantener estable la posición para evitar desvíos de la broca y pulsar ligeramente el gatillo hasta que hayas extraído la broca completamente.

Como ves, aprender a utilizar correctamente el taladro para realizar agujeros en la pared, en madera o en azulejos es sencillo y solo requiere un poco de práctica. Ahora bien, si necesitas realizar un trabajo de bricolaje algo más complejo y delicado, lo mejor es evitar riesgos y poner la tarea en manos de un profesional como Leo Manitas.

Imágenes: Unsplash y Foter.